Presentación

"Porque nada hay oculto, si no es para que sea manifestado; ni nada ha estado en secreto, sino para que salga a la luz. Si alguno tiene oídos para oír, que oiga. También les decía: Cuidaos de lo que oís. Con la medida con que midáis, se os medirá, y aun más se os dará..."
Marcos 4:23

Por Matías Cozzi.

19/12/15. Sábado, cerca de las 18hs. 
Me acerqué al Parque de las Colectividades, Italia y el Río, para encontrarme con los chicos de Apología. 
Estuvieron presentando en sociedad el último número de la revista, pero esta vez en el parque, a cielo abierto. La propuesta: intervenir el espacio público con micrófono abierto, música y lecturas de poesía. Me encontré primero a los apólogos, montando un paño sobre el piso con varios números de la revista y algunas ediciones de poesía. Ahí nomas, detrás de la Biblioteca Popular del Río Paraná, se empezó a fantasear entre susurros, con la puesta en escena. Al lado nuestro había un payaso, esperando como quien no quiere la cosa, empezar con su número. Por momentos pensé que era un amigo de la revista que se había llegado para participar en el encuentro. Se lo veía lleno de decisión, pero expectante por el acontecer. Después me di cuenta que no vino a encontrarse con nosotros. Al poco tiempo cambio de lugar, para abrir una maleta y preparar su número. 
Alrededor nuestro había puesteros con otros tantos paños y mantas en el piso, unas chicas vendiendo ropa femenina, unas artesanas, unos libreros. Pero para nuestra sorpresa también estaban los de la Fundación “El Arte de Vivir”, preparando una meditación por la paz mundial. 
De a poco fueron apareciendo de este lado, algunas reflexiones y críticas acerca de la meditación, en particular y en general. Porque nosotros nos encontramos prestos para la indagación existencial y urbana. Para la filosofía arrabalera, para la deconstrucción crítica de nuestro acontecer y del entorno que nos cohabita. Acabo de leer que la expresión ”arrabalero” no solo se refiere a la periferia de una ciudad, al arrabal y sus costumbres, sino que también puede aplicarse para definir a una persona desaliñada, mal hablada, o de mala educación. 
Así le gritaron a Tango casi sobre la noche, mientras sostenía el micrófono entre sus manos y trataba de persuadir a los oyentes sobre la inminente devaluación del dólar. Él nos estaba queriendo decir que la Apología ahora iba a valer la mitad, porque la plata va a valer menos. Que con eso ahora vamos a comprar una cerveza en lugar de dos. Y así, una vieja le gritó que se callara, arengándolo con las manos. Que era un boca sucia, que se lavara la boca, que aprendiera a hablar. 
Rebobinando un poco, también a Marcos que estaba a pura poesía tanguera, le vinieron a tapar el micrófono. Dos puesteras lo quisieron convencer para que se callara y no interrumpiera la meditación, en especial una que le sacó y hasta le apagó el micrófono. 
De este lado no teníamos ni cobertura de Canal 13, ni que inscribirnos previamente para usar el micrófono y hablar. Tampoco nosotros teníamos atrás de nuestra empresa a un falso gurú, como Siri Siri, que pretende privatizar la educación en su país y que cobra por todos sus curso en el mundo. Recordemos que el “Arte de Vivir” fue investigado en la AFIP por malversación de fondos, y su situación impositiva es particularmente curiosa considerando que se pretende una organización sin fines de lucro. 
En el caso de la meditación, que a veces la practico y hasta medito por la paz, sé que no me exime de mis contradicciones, ni pretendo anular la posibilidad de otros relatos posibles de lo existente. No pretendo anularlos, ni neutralizarlos tachándolos de “conflictivos”. Si lo son, en buena hora, porque pretenden remover un relato único, unidireccional, enquistado sobre la realidad de todos. La palabra "conflicto" también tiene mucho que ver con la posibilidad de cambiar por algo mejor, todo lo que no nos gusta, todo lo que nos contraría de esta sociedad en general y de nuestras individualidades en particular. También las propias contradicciones, y las ajenas, constituyen posibilidades de “cambio”. Pero esto no lo vamos a lograr con moralina barata. La palabra “cambio” contiene al mismo tiempo en su raíz etimológica la de “crisis”, y se puede intuir que una situación de crisis es una situación de conflicto. En nuestro país vamos a transitar por unos años, una etapa de recurrentes conflictos y de crisis; en lo institucional, en lo político, en lo económico, en lo existencial. Estamos dejando atrás una DÉCADA GANADA, en el sentido en que se ganó en discusión, en contradicciones. Ahora tenemos que soportar a un partido que se niega a sí mismo, autodenominado “Cambiemos”, que quiere desterrar el conflicto y la crisis de suyo. Sin siquiera hablar de ello, nunca podría llegar a constituir una posibilidad de “cambio” real, ni positivo. 
Todo esto me hace recordar al relato de Petula, en clave dialógico. Petula recreó una conversación telefónica de una madre con su hijo, a miles de kilómetros de distancia. El hijo, a Macri, no lo quiere. Su madre lo votó, y él la amenaza con cometer algún acto que la obligue a cambiar de opinión. Ella le repite incesantemente “pero yo, quiero un cambio”.
Sin intenciones de olvidarme de nadie, se sumo a la ronda de poetas una feriante que leyó ante el micrófono unos poemas de Pessoa, que intenta desarticular el discurso cientificista, que intenta recuperar el sentido de su existencia y su poesía. También se sumaron Juan Rodríguez, y Agustín Gaite que ya venía leyendo desde el comienzo. Los dos rumbearon y desandaron la cinta a pura poesía.
Sobre la noche todo propendió a que se generara sobre los márgenes del frecuentado parque, un clima entre urbano y bucólico. Aún siguieron llegando visitantes a ver si quedaban vestigios del encuentro. Entre ellos llego Joaquín Caracú con su guitarra. Todavía quedaban en el parque un vendedor de comida vegetariana, y unos vendedores de estampitas. Uno de ellos llegó armado, nos dimos cuenta porque se se hizo obvio cuando se le cayó la faca al piso, en medio de la ronda. Lo digo sin querer prepotear a la suerte, porque el chico la dejó caída y se sumó a la ronda, a cantar un tema de Intoxicados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario